El objetivo de una buena hélice es generar impulso mediante su giro  moviendo el aire a la vez.  Cuando mayor sea el aire que consigue mover la hélice mayor será el empuje.

Conceptos básicos

En la mayoría de los drones encontramos dos sentidos de giro para las hélices. Si hablamos de un cuadricoptero, este necesita 2 hélices que giran en sentido horario y otras 2 en sentido anti horario. Dependiendo del tipo de drone ( Cuadri, Hexa, Octa..) cada hélice ira colocada en una posición concreta, la cual, es calve para que el drone pueda levantarse del suelo.

El tamaño y grado de inclinación de las hélices viene determinados por 2 números. El tamaño de la hélice se mide de punta a punta, conocidos en algunos casos como diámetro por la circunferencia que genera al girar. En el caso de una hélice con numeración  5x3x3 0 5030×3, no indica que tiene un tamaño de 5 pulgadas y un grado de inclinación de 30.  El ultimo numero corresponde al número de palas de las que está compuesta la hélice, en este caso 3.

Un aumento en el grado de inclinación o del tamaño supondrá un mayor empuje, asumiendo que no hay variación en las vueltas RPM del motor. Esto, lleva consigo un mayor consumo de energía, por lo que tenemos que elegir acorde a nuestros motores y variadores. Las hélices más pequeñas paran y aceleran más rápidamente que las hélices grandes. Por otro lado, las hélices más grandes tardan más en cambiar de RPM debido a la inercia.

El tamaño importa

A la hora de elegir una hélice es importante encontrar un punto de equilibrio entre tamaño y grado de inclinación.  Las hélices con un grado de inclinación menor pueden girar más rápido. En este caso los motores necesitan trabajar menos y por lo tanto el consumo también es menor. Si nos gusta el Freestyles, sin duda las hélices con grados de inclinación bajos son las indicadas. Estas tienen una mayor aceleración y hacen que el sistema de motorización sufra menos. Además, este tipo de hélice aporta una mayor estabilidad al drone.

Las hélices con mayor ángulo de inclinación consiguen mover una mayor cantidad de aire. Esto también aumenta la posibilidad de crear turbulencias y mayores estelas de aire. Esta hélices  proporcionan un mayor empuje a expensas de un mayor consumo de corriente. Al contrario que las hélices de baja inclinación, estas se caracterizan por su velocidad punta.

Elige el material correcto

El material de construcción para las hélices es muy variado dependiendo de su propósito., Entre los más comunes se encuentran el plástico, la fibra de carbono y la madera. Cada tipo de material aporta propiedades únicas a la hélice, como el plástico, que las hace muy duraderas y resistentes a los golpes. La fibra de carbono y la madera proporcionan más “suavidad” a las hélices en términos de vuelo. También es importante destacar que el precio de cada una de ellas varia con respecto a la otra. Hoy en dia, en drones de carreras, se utilizan hélices de plástico en su mayoría. Por otro lado, en fotografía y video aéreos hay una gran uso de hélices de fibra de carbono. Cada trabajo o propósito tiene su material correcto en las hélices. En próximos artículos, ampliaremos esta materia y hablaremos de los diferentes materiales disponibles.

La forma de la hélice afecta a su rendimiento

Al igual que en cualquier elemento de la aviación, la forma juega un papel fundamental en el funcionamiento de las hélices.  A parte del tamaño y ángulo de inclinación, es importante fijarse en las puntas de las hélices que vamos a comprar. Podemos distinguir 3 tipos: acabadas en punta,  Bullnose e Hibridas bullnose.

Las acabadas en punta, son hélices más eficientes en relación consumo-empuje. Estas nos proporcionaran un mayor tiempo de vuelo pero con menos “punch”. Las de tipo Bullnose son poco eficientes pero consiguen un mayor empuje y sus consumos son elevados. Esto es debido a que tienen una mayor superficie que las acabas en punta. Por último, las Hibridas se encuentra entre medias de las dos anteriores, consiguiendo un buen equilibrio entre consumo y empuje.

El número de palas también es decisivo para el vuelo de nuestro drone. Las más comunes son las hélices bipala, ya que se encuentran tanto en drones como aviones y demás aparatos voladores. Por otro lado las tripala, se han convertido en las favoritas de la mayoría de los pilotos de drones de carreras. Al igual que en los aspectos anteriores, cada uno de estos tipos aportar características diferentes a las hélices.  También se pueden ver drones con hélices cuatripala, consiguiendo un mayor agarre en los giros. En términos generales podemos decir que a mayor número de palas mayor superficie de área y por lo tanto mayor empuje. Por otro lado, a mayor número de palas mayores consumos de corriente.

Esperamos que con este artículo os haya quedado un poco más claro los tipos de hélices que existen. En posteriores artículos profundizaremos en los diferentes materiales de construcción y compararemos unos con otros.

Si tenéis dudas o quieres aportar vuestro conocimiento sobre este tema, no dudéis en dejarnos un comentario!